Un modelo público de residencias para impedir que «a vellez sexa un negocio de empresas e entidades privadas»

66
0
Compartir

El BNG defiende un modelo público de residencias para impedir que «a vellez sexa un negocio de empresas e entidades privadas».Tras la comparecencia del presidente de la Fundación San Rosendo, José Luis Gavela, en la comisión sobre reactivación económica, social y cultural por la crisis de la Covid-19, la viceportavoz del BNG, Olalla Rodil afirmó que los contagios registrados en las residencias de mayores constatan «a falta de anticipación da Xunta na segunda onda da Covid».

En su intervención, Rodil volvió a reclamar «un modelo público de residencias» frente al negocio de la vejez de las empresas privadas y entidades. La nacionalista preguntó al responsable de la Fundación San Rosendo cuanto dinero recibe de la Xunta de Galicia por la concertación de plazas al ser el segundo grupo, después de Domus VI, que mayor número de plazas de residencias de mayores gestionan en Galicia.

La diputada también preguntó que está ocurriendo en las residencias y como es posible que después de todo lo vivido durante la primera oleda, se puedan producir de nuevo situaciones como la de Os Gozos o la de O Incio con contagios masivos.

«Falta material, falta persoal, falta prevención, faltan probas diagnósticas?» La parlamentaria insistió en saber sí las residencias gestionadas por la fundación contaban con Planes de contingencias, con contratación de más personal para la atención directa y sanitaria ante el elevadísimo riesgo de la entrada de la Covid en estos centros y sí el incremento de los contagios estaba ligado con la falta de personal. Rodil preguntó al presidente de la Fundación San Rosendo sí la Xunta evaluó los protocolos «ou só interveu ao detectar contaxios masivos».

El modelo privatizado de las residencias penaliza a las personas con menos recursos

De las 20.000 personas usuarias de residencias de mayores en Galicia, «só 8.200 contaban con axudas á dependencia no ano 2020», ayudas, dijo la diputada, que «non alcanzan para pagar a metade do que custan as residencias». Esta claro, sentenció Rodil que «o modelo privatizado das residencias penaliza ás persoas con menos recursos e converte nun negocio a atención das persoas maiores e dependentes».

La diputada concluyó su intervención reiterando una de las preguntas relativas a la cantidad que recibe la Fundación San Rosendo de la Xunta por cada plaza concertada. Por su parte, José Luis Gavela confirmó que la Xunta aporta 9 millones de euros para la gestión de las residencias, de un presupuesto total de 45 millones y el coste de la plaza oscila entre los 790 euros y 1.500 euros.