Compartir

La Xunta impulsa el proyecto vitivinícola del Museo de la Enología del Condado de Tea con una ayuda de 270.000 euros dando continuidad la esta iniciativa puesta en marcha el año pasado .

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, la conselleira do Medio Rural, Ángeles Vázquez y la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, firmaron hoy con el alcalde de Salvaterra de Miño, Arturo Grandal el convenio de colaboración entre la Administración autonómica y el ayuntamiento para dotar de contenido al Museo de la Enología del Condado, a través de un proyecto museístico que profundizará en la historia de la cultura vitivinícola de Galicia y de esta comarca, una de las cinco subzonas de la D.O. de las Rías Baixas.

El proyecto museístico del Museo de la Enología del Condado permitirá difundir y divulgar el potencial de esta comarca del interior de Pontevedra, y contribuirá así a posicionar al Condado de Tea como destino enogastronómico del norte de España. Al amparo de esta colaboración a información didáctica y divulgativa se situará en la planta baja del edificio e incluirá contenidos como el papel de la cultura vitivinícola en la historia de Galicia o las singularidades de las denominaciones de origen vitivinícolas, especialmente de la de las Rías Baixas.

Este convenio da continuidad a la apuesta de la Xunta por esta infraestructura turística ubicada en Salvaterra de Miño y surgida al amparo de un convenio firmado el año pasado. El Gobierno gallego aportó más de 300.000 euros para la puesta en marcha del Museo de la Enología del Condado de Tela e impulsar así el enoturismo, uno de los recursos diferenciadores a los cuales presta una especial atención a Estrategia del turismo de Galicia 2020, la hoja de ruta del turismo gallego. Este recurso ayuda a especializar la oferta, desestacionalizar la demanda y complementar otros segmentos como el turismo cultural y de naturaleza, el termalismo o el turismo rural.

La conselleira del Medio Rural, Ángeles Vázquez, reafirmó el «pleno compromiso de la Xunta con el sector vitivinícola gallego», un campo productivo que –destacó– implica unos 16.000 viticultores y 460 bodegas. Valoró, además, el esfuerzo de los agentes y técnicos que trabajan en este mundo, algo que tiene «una repercusión económica, pero también social, cultural y turística».

En este contexto situó este museo enológico de Salvaterra de Miño que, dijo, está localizado «en un lugar emblemático para nuestra cultura del vino», en la subzona del Condado de Tea, dentro de la denominación de origen Rías Baixas. Destacó también que la implicación de la Axencia Galega de Desarrollo Rural (Agader) en esta iniciativa es coherente con los objetivos de la Xunta de dar «vida a nuestro rural y fijar población», en este caso aprovechando un recurso endógeno del territorio, como es el potencial turístico de la enogastronomía.