35 playas acogerán la campaña ‘No seas pirata! A La playa se viene a disfrutar, no a saquear’

Compartir

La Xunta llevará a 35 arenales gallegos la campaña de concienciación ‘No seas pirata! A La playa se viene a disfrutar, no a saquear’, que se puso en marcha el 20 de julio y se prolongará hasta el 17 de agosto en las playas gallegas que reciben más visitantes y que cuentan con mayor producción marisquera y coincidiendo con la época de mayor afluencia de turistas. Así lo recordó Rosa Quintana durante la visita realizada al puesto de esta iniciativa, que hoy está en la playa de Raxó, en el ayuntamiento de Poio, uno de los nueve municipios pontevedreses en los que estará presente esta campaña.

Allí la titular do Mar hizo hincapié en que el objetivo de esta acción es concienciar a la ciudadanía sobre la importancia del marisqueo y la ilegalidad que supone la extracción de marisco sin permiso de explotación. En este sentido, puso de relieve a importancia del marisqueo en esta zona, pues los mariscadores representan más de la mitad de los miembros de la cofradía de Raxó.

Con el objetivo de poner en valor esta actividad y mostrar el trabajo que hay alrededor del marisqueo y que desarrollan sus profesionales, se realizarán un total de 50 acciones, que consisten en una dinámica de juego educativo. Así, según expuso la conselleira, desde su comienzo hasta ahora la iniciativa estuvo presente en 29 arenales de 15 ayuntamientos costeros gallegos.

Para desarrollarla, la Xunta solicitó la implicación del sector enviando a principios de julio una misiva a todas las cofradías de Galicia para informarlas de su puesta en marcha. En este sentido, la conselleira hizo hincapié en la importancia de luchar juntos contra la problemática del furtivismo de bañador, poner en valor la labor de los mariscadores y mariscadoras profesionales y hacer un llamamiento a la responsabilidad de cada bañista.

A mayores, la conselleira recapituló otras iniciativas de sensibilización de la Consellería do Mar. Una de ellas es el proyecto piloto desarrollado en el 2016, que consistió en la entrega de 5.000 paipais en diversas cofradías de la provincia de Pontevedra con mensajes de concienciación. Otra es la aplicación móvil No piques, no peques, que lleva más de 10.000 descargas en las distintas plataformas móvil y que contiene información sobre la época óptima de consumo de productos del mar.

El furtivismo en las playas

En relación a la problemática del furtivismo en las playas, Rosa Quintana explicó que cada verano el Servicio de Guardacostas realiza entre 500 y 1.000 inspecciones en los arenales gallegos, en las que incluso se llegan a decomisar más de una tonelada de marisco.

En este sentido, hizo hincapié en que el furtivismo es un problema socioeconómico, ya que afecta a los mariscadores profesionales que tienen permiso de explotación, siembran el marisco, limpian las playas y pagan unos impuestos. También es un problema medioambiental, porque supone un perjuicio para el ecosistema, y de salud, pues puede suponer un riesgo para quien consume producto extraído y comercializado de manera ilegal al no haber pasado ningún tipo de control que lo avale.