Compartir

El alcalde acudió este martes a la calle Colombia, donde el Ayuntamiento acomete la primera fase de su humanización por importe próximo al medio millón de euros, con 125 metros de actuación a la que seguirá en una segunda etapa el resto de la calle.

En Colombia, una calle «deteriorada» y sin atención durante «probablemente cien años», el gobierno de Vigo renovará las canalizaciones subterráneas de servicios e instalará luminarias LED, jardineras, árboles, papeleras y bancos.

El consistorio está acometiendo una remodelación más amplia de la zona. El alcalde citó el ascensor que construye el gobierno local entre San Salvador y la plaza Isabel la Católica -«para facilitar la conexión» entre ambos espacios- y el carril bici, que pasará también por la calle Pizarro.

En la parte alta, añadió Caballero, el Ayuntamiento promueve la urbanización del PERI San Roque con reformas en la calle Ribadavia, en las travesías 1ª y 2ª, y en las escaleras de acceso a la calle Colombia, y también prevé remodelar las calles Calaza y Forno.

El alcalde vigués puso en valor la «humanización integral de toda esta zona» que lleva adelante el gobierno que preside «en una de las zonas históricamente abandonadas en esta ciudad», aseguró.