Compartir

El alcalde de Vigo avanzó ayer viernes que el taxi compartido puede ser en determinadas zonas un sistema alternativo al autobús, «una idea sólida» que puede «ser un buen servicio».

Después de mantener una reunión con el presidente, vicepresidente y secretario de la Cooperativa de Taxis de Vigo, Manuel Chorén, Emilio Mosquera y Alfredo Estévez, respectivamente, Caballero anunció que el Gobierno está estudiando una propuesta del sector que consiste en uno nuevo modelo de funcionamiento de este servicio en Vigo: el taxi compartido. Explicó que en estos momentos el proyecto bastante avanzado y que en diez días el gobierno local tomará una decisión definitiva.

El mecanismo pasa porque varias personas que van en la misma dirección o al mismo sitio reserven un mismo taxi, por ejemplo al hospital, abundó. Podría ser un sistema alternativo al autobús «muy viable, está bien diseñado, con garantías y puede ser un buen servicio» en una ciudad con una estructura poblacional muy compleja para zonas del rural en las que no hay acceso al autobús, que no puede pasar por las 1.700 calles de Vigo.

El Ayuntamiento cooperaría apoyando la cada uno de estos usuarios y se está estudiando que la manera de pago sea a través de la Passvigo.