Compartir

El regidor recordó que hace un año estuvo en el centro, una vez el Ayuntamiento tuvo conocimiento de los problemas de acceso existentes y de la demanda de la comunidad educativa de instalación de un semáforo y de aceras para la seguridad de los estudiantes.

El gobierno de Vigo acometió esta mejora pero «fue complicado», explicó el alcalde, pues ninguna administración pública reconoció la titularidad de la carretera. Así, el Ayuntamiento decidió asumir la obra e instalar el semáforo y las aceras, porque «estamos dispuestos a dedicar dinero para garantizar la seguridad de los chicos en los colegios», concluyó Caballero.