Compartir

El BNG reiteró una vez más su total apoyo a las/os trabajadoras/es de Bosch delante del ERTE «abusivo e arbitrario» que se está aplicando en los centros de llamadas de la compañía en Vigo. El candidato del Bloque a la alcaldía, Xabier Pérez Iglesias, -en la imagen- quiso estar nuevamente al lado de las trabajadoras/es de la empresa que hoy se manifestaron delante de las dos sedes de Vigo para mostrar su rechazo al ERTE que se está aplicando y que afecta a más de 500 personas.

El candidato del frente nacionalista participó esta mañana en el centro de llamadas de Bosch en la Avenida de Madrid junto a decenas de trabajadoras que durante más de una hora no pararon de gritar consignas de todo tipo pidiendo a la empresa condiciones dignas.

Para Iglesias este ERTE obedece a la dinámica de deslocalización que padece el sector de los centros de llamadas y que hace peligrar la estabilidad de los puestos de trabajo en Vigo y en Galicia. Por eso considera que es fundamental garantizar la atención «no noso idioma: A estabilidade do emprego no sector dos centros de chamadas en Galiza pasa por garantir tamén o noso dereito como clientes e clientas de sermos atendidas en galego. Apostar polo noso idioma sería o mellor xeito de evitar que as grandes operadores desvíen os servizos a outras latitudes», enfatizó.

Además, Iglesias criticó la falta de actuación por parte del Gobierno gallego delante de situaciones como la que se vive en Bosch, «unha multinacional con beneficios millonarios que aplica ás bravas un ERTE sen xustificación. Onde está a Xunta de Galiza que é a autoridade laboral do noso país?. Onde está cando vemos que unha empresa que dá beneficios está poñendo en risco os postos de traballo sen ningún tipo de explicación?», se preguntó.

El Bloque como fuerza determinante

Iglesias ve de máxima necesidad que se eche abajo las contrarreformas en materia laboral que aprobó el Partido Popular que hacen posibles situaciones como la de Bosch, y que el ejecutivo socialista de Pedro Sánchez no derogó. «Durante 10 meses non houbo ningún cambio no marco laboral, só xestos», criticó.

Para el candidato «é fundamental que o Bloque volvamos estar en Madrid a partir do próximo 28 de abril, para garantir que Galiza teña voz e voto no Congreso, defender o emprego digno e botar abaixo este marco regresivo e antiobreiro». Por eso recuerda que las próximas elecciones generales de 28 de abril son una buena oportunidad para empujar un cambio real para lo cual más útil es el «voto dobre, a favor de Galiza e das clases populares e traballadores, que representa o BNG».