El Concello de Soutomaior renueva todo el alumbrado públicdo de N-550 a su paso por Arcade

Compartir
Agustín Reguera Ocampo. Fonte: Concello

Se sustituyeron 63 puntos de luz por otros de tecnología LED que supondrán un ahorro cercano al 60% anual para las arcas municipales.

 

El Concello de Soutomaior acaba de finalizar la renovación de todas las luminarias que la carretera nacional 550 tiene a su paso por el centro de Arcade. La mejora tuvo un coste total de 28.000 euros financiados principalmente con fondos Europeos y el convenio firmado entre el Concello de Soutomaior y la Diputación de Pontevedra.

La mejora supuso la renovación de 63 puntos de luz por otros de tecnología LED con regulación para reducir el flujo lumínico en las horas de menor uso y dos cuadros eléctricos para su control. El ahorro estimado tras la renovación de los puntos de luz es superior al 58%, pasando de los 54.159 kWh de consumo actual a los 22.927 previstos. Esto supone un ahorro de más de 3.000 euros anuales para las arcas municipales, que pasarán de abonar más de 5.500 euros al año en esa zona a poco más de 2.000. Este ahorro supone que la inversión realizada está amortizada al 100% en menos de 10 años, un plazo muy inferior al tiempo de vida estimado para las luminarias con esta tecnología. Además, este descenso del consumo supone una reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera de 16,2 toneladas al año de esta molécula.

El Alcalde de Soutomaior, Agustín Reguera, destacó esta mejora como “un buen paso adelante en muchos sentidos. Es un ahorro muy importante para las arcas municipales, una gran mejora en eficiencia energética y, sobre todo, un paso adelante en seguridad vial porque garantiza la visibilidad adecuada con muy poco mantenimiento y pocas incidencias”.

La nueva iluminación LED, además de adaptarse a las nuevas normativas europeas de eficiencia energética, aumenta considerablemente la sensación de luminosidad, que se multiplica por tres en relación con las luminarias halógenas anteriores, mejorando así la iluminación en toda la calzada durante el horario nocturno.

Además de ser más eficientes, las nuevas luminarias LED también descienden notablemente la contaminación lumínica, principalmente en las viviendas próximas a las farolas, ya que una de las ventajas de la tecnología LED es que concentra el foco de luz sobre una zona muy definida, algo que no lograban las antiguas, permitiendo que, además del ahorro energético, los beneficios de esta actuación también supongan una mejora para la seguridad vial de peatones y conductores garantizando unas óptimas condiciones de visibilidad.