Compartir

El concejal popular, Miguel Fidalgo, ha calificado de gravísima y vergonzosa la utilización partidista del pleno de Vigo que planteo el gobierno local para la sesión de este miércoles. En este sentido, el edil popular ha detallado que ayer martes, a las 10:30 horas, el portavoz socialista llamó a la portavoz y presidenta del PP de Vigo, Elena Muñoz, para comunicarle la decisión «irrevocable y unilateral» de suspender el pleno convocado para este miércoles, a las 11:30 horas e «ir todos en procesión a la toma de posesión del ilustrísimo señor don David Regades, hacerse la foto en Zona Franca y volver a reanudar el pleno a las 16:00 horas».

«Esto es algo sorprendente y vergonzoso que nunca había pasado», ha continuado Fidalgo, quien lamenta que se antepongan los intereses publicitarios del alcalde y del nuevo delegado de ZFV a los asuntos de Vigo. «Se va a parar la ciudad para ir a adorar al niño a Bouzas. Nos parece un escándalo y una tomadura de pelo», ha incidido.

A este respecto, el concejal popular ha recordado que fue este gobierno quien, de modo unilateral, rompió un consenso histórico y cambió las fechas de celebración de los plenos de los lunes a los miércoles; quien fijó la sesión de este mes para el día 18, prevista inicialmente para el 25; y que «también le corresponde a ellos decidir la fecha del acto de Zona Franca».

«Vigo y el pleno es mucho más que su alcalde, y los ciudadanos se merecen un respeto. ¿Pero qué se han creído? Vienen a jugar con las instituciones y a decirnos ‘ahora pongo el pleno, ahora lo paro, y ahora lo vuelvo a empezar’”, ha resaltado.

Fidalgo Iglesias ha señalado que, con esta actitud, el alcalde y su equipo demuestran que prefieren la foto en ZFV a hablar de los problemas de los vigueses. Así, detalla, «anteponen la publicidad política a las preocupaciones de los vecinos», materializadas en asuntos que se abordarían en el pleno como el pabellón de Matamá, la gratuidad del peaje Vigo–Redondela o la parálisis urbanística que sufre la ciudad.

Hacer lo que hace siempre

En este contexto, el popular ha subrayado que «las instituciones no están al servicio de un partido o de una persona», y ha lamentado esta «evidente utilización partidista para beneficio propio. Las instituciones no están al servicio de los intereses de un partido político; están para hacer un Vigo mejor y más grande», ahonda.

Asimismo, Fidalgo ha señalado que al alcalde le hubiese bastado con «hacer lo que hace siempre»: «El señor alcalde y la señora teniente de alcalde podrían abandonar el pleno, algo a lo que nos tienen acostumbrados, y dejar al frente al nuevo super concejal, tan formado y tan competente y que vale para todo».