Compartir

El conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, visitó este lunes el centro de salud de Pazos de Borbén para presentar el proyecto de reforma y ampliación de esta infraestructura sanitaria, en la que el Servicio Galego de Saúde ha previsto invertir 148.000 euros.

La reforma propuesta dotará al centro de salud de los espacios necesarios para una mejora de la atención, tales como una sala polivalente, una nueva sala de espera para pacientes pediátricos, la adaptación de los espacios y consultas existentes a la normativa vigente, dotándolas de comunicación interior entre ellas, y la obtención de espacios de servicios y almacenes, entre otras dependencias. De este modo, la superficie útil actual de 112 metros cuadrados pasa a ser, con la reforma y ampliación, de cerca de 190.

Una vez concluidos los trabajos previstos, el edificio contará con los siguientes espacios: consulta de medicina general, sala de enfermería, sala polivalente, consulta de pediatría-matrona, sala de espera pediátrica, almacén, vestuario y aseos, así como rampa accesible desde el exterior hasta la zona de entrada de la edificación.

Para todo lo anterior, y con vistas a mejorar las condiciones del centro y dar respuesta a las exigencias de accesibilidad del vecindario, se prevé una reestructuración del conjunto, que facilite la diferenciación de zonas según el uso, y dote de los espacios principales y accesorios que garanticen el buen funcionamiento.

La nueva edificación resultante respeta las características de la edificación original, consiguiendo una imagen unitaria del conjunto mediante la conservación de las fachadas y la reforma y unificación de la cubierta.

Señalar, por último, que a lo largo de esta legislatura, más de 310.000 gallegos van a cambiar su centro de salud actual por uno nuevo o renovado, ya que el Ejecutivo autonómico está trabajando en 20 nuevas infraestructuras. En esta ambiciosa renovación, la Xunta de Galicia va a invertir 55,6 millones de euros.