Compartir

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, confirmó este miércoles la continuidad de la humanización de la calle Gregorio Espino una vez finalizada la segunda fase con la mejora de todo el vial y la construcción de un mural sobre el túnel que conecta con la Travesía de Vigo.

«Esta humanización es excepcional y ejemplar, especialmente por la forma escultórica, teníamos que mimetizar el antiguo túnel, que era un horror colectivo, y ahora tenemos este estilo gaudiano con figuras identificables en una forma lúdico artística», señaló Abel Caballero.

El regidor apuntó que esta segunda fase de las obras tuvo una inversión que rondó los 500.000 euros y que el importe total de la reforma de toda la calle supera el millón de euros. Además, señaló que la humanización continuará en las zonas aún sin reformar.