Compartir

La candidatura Islas Cíes-Islas Atlánticas a Patrimonio de la Humanidad ya está registrada en la UNESCO, según le certificó al conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la directora del Centro del Patrimonio Mundial, Mechtild Rössler en el transcurso de una reunión celebrada esta mañana en la sede de la UNESCO.

El titular del departamento de Cultura de la Xunta de Galicia destacó que la candidatura de las Islas Cíes-Islas Atlánticas «ya está, usando un símil futbolístico, en la final» y es «la única que ha entrado en esta carrera larga y compleja para ser Patrimonio de la Humanidad».

Rodríguez González se mostró satisfecho de celebrar «esta reunión al más alto nivel, siguiendo con nuestra hoja de ruta, cuyo objetivo es convertir a Cíes-Islas Atlánticas, que ya son un paraíso de todos los gallegos, en patrimonio mundial».

Hace falta recordar que la candidatura ya superó la primera prueba cuando el Consejo de Patrimonio Histórico Español aprobó su inclusión en la Lista indicativa el pasado mes de octubre. De hecho, la lista fue actualizada y publicada por la UNESCO el pasado 5 de febrero, «dándole carta de naturaleza a la candidatura». Ahora, y por requerimiento de la propia UNESCO, la candidatura deberá permanecer en la lista un año antes de seguir con el procedimiento.

Respaldo a Ribeira Sacra y Ferrol de la Ilustración

Tras la reunión mantenida con la directora del Centro del Patrimonio Mundial y con la embajadora de España ante la UNESCO, Román Rodríguez agradeció el trabajo de la embajadora para facilitar esta interlocución y la posibilidad de presentarles a los responsables del Centro Mundial del Patrimonio la hoja de ruta para la salvaguarda y difusión de las candidaturas.

Román Rodríguez, aprovechó la reunión para respaldar delante de la UNESCO las otras candidaturas en las que Galicia está trabajando para su futura inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial, nombradamente las de la Ribeira Sacra y la del Ferrol de la Ilustración.

En ese sentido, el conselleiro abordó la situación de los expedientes de las dichas candidaturas gallegas, además de presentarle a Mechtild Rössler un documento que recoge el potencial del patrimonio mundial gallego que ya forma parte de la Lista Indicativa de la UNESCO, en concreto la ciudad vieja de Santiago de Compostela, los Caminos de Santiago –el Camino Francés y la ampliación de las Rutas del Norte y el Camino Primitivo–, la Muralla de Lugo y la torre de Hércules.

En este sentido el conselleiro destacó que Galicia «es una potencia en cuestión de patrimonio cultural» y señaló la necesidad de cuidarlo y potenciarlo al máximo nivel «como recurso endógeno que es».

«Desde la Xunta nos esforzamos en este sentido y el trabajo coordinado con instituciones tan importantes como el Centro del Patrimonio Mundial pienso que es orientarse en una buena senda», finalizó.