La Diputación de Pontevedra se sumó al Día Internacional contra el Cáncer de Mama

136
0
Compartir

Al amparo del Día Internacional contra el Cáncer de Mama, la Diputación de Pontevedra se sumó ayer sábado a las acciones que se desarrollaron para dotar de visibilidad a este tipo de tumor. Se trata del cáncer más frecuente entre las mujeres y en la provincia de Pontevedra afectó, en lo que llevamos de año, a 730 personas registrándose sobre todo en mujeres de más de 75 años.

Como cada 19 de octubre se celebra este día como recordatorio del compromiso que tanto las instituciones como la sociedad tienen a favor de la lucha contra el cáncer de mama, un tumor que en España es diagnosticado a cerca de 33.307 pacientes cada año, según datos del Observatorio de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Se prevé que una de cada ocho mujeres tendrán cáncer de mama en España por eso la Diputación de Pontevedra considera de máxima importancia la investigación de este tipo de tumor. Si bien es cierto que a los tratamientos cambiaron considerablemente en las últimas décadas y que los programas de detección precoz supusieron todo un hito, no podemos dejar de lado esta lucha y debemos avanzar cara un futuro en el que padecer esta enfermedad no suponga un trastorno para pacientes y familiares.

Para la Diputación de Pontevedra es fundamental sumarse a las iniciativas que tienen por objetivo concienciar a la ciudadanía, sensibilizar a la sociedad sobre enfermedades como el cáncer de mama y manifestar todo su apoyo a las personas que padecen la enfermedad y a sus familias. Como muestra de esto, la diputada provincial Noemí Outeda participó el viernes en la concentración ‘Mans Erguidas’ organizada por la AECC que tuvo lugar en la plaza de la Ferrería de Pontevedra para mostrar el apoyo de la Diputación a los pacientes y familiares que conviven con el cáncer de mama.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente entre las mujeres occidentales y solo en el año 2019 se detectaron en España 33.307 nuevos casos. También los hombres padecen esta enfermedad, aunque su incidente en la población masculina es muy baja y supone tan sólo un 1% del total del cáncer de mama. Con todo, en España tiene un índice de supervivencia superior al 90%, lo que significa que más de 90 de cada 100 personas que padecen cáncer de mama continúan vivas cinco años después de ser diagnosticadas.