Compartir

La segunda fase de las escaleras mecánicas de la calle II República quedaron inauguradas este jueves para completar el objetivo de la mejora de accesibilidad peatonal entre la puerta del Sol y Abeleira Menéndez. El alcalde de Vigo, Abel Caballero, procedió a la puesta en marcha de las cintas transportadoras junto a los tenientes de alcalde, Carmela Silva y David Regades.

«Estamos ante una obra de importancia capital, es la incorporación de Vigo a la modernidad, el logro para salvar grandes obstáculos gracias a la tecnología», destacó el regidor. La construcción de esta segunda fase supuso una inversión de 1 millón de euros, de forma que el coste total de la obra alcanzó los 1,818 millones.

Caballero calificó la actuación como «extraordinaria, justificada y notable» y señaló que «queremos que permanezca como un símbolo de lo que estamos haciendo en Vigo y de lo que queremos seguir haciendo». El alcalde indicó que la «subida imposible» entre la puerta del Sol y el campo de Granada se convierte en un modo de transporte que une dos zonas de la ciudad que estaban separadas.

La obra de las escaleras de II República forma parte del proyecto Edusi (Desarrollo Urbano Sostenible) «Una manera de hacer Europa» que a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) concedió un total de 15 millones para el Vigo Vertical. «Esta es la primera obra en España que se inaugura con fondos de Edusi, lo que demuestra nuestra eficiencia y la razón por la que nos concedieron los proyectos», señaló Abel Caballero.

Durante la construcción de esta segunda fase de las escaleras aparecieron restos arqueológicos, una parte de la antigua muralla de la ciudad y una mina de agua que fue preservada y descubrimiento mediante una puerta de cristal para poder «ver una parte de la historia de la ciudad»