La Xunta inicia trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de las carreteras del área de Vigo

157
0
Compartir

La Xunta comienza esta semana nuevos trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de distintas carreteras del área de Vigo y las comarcas de Baixo Miño y del Condado-Paradanta. Estas intervenciones, se suman a las que se están ejecutando en las márgenes de la vía de alta capacidad PO-010, que une la autopista de circunvalación de Vigo VG-20, en el lugar de Balsa, con el polígono industrial de Balaídos.

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, a través de la empresa pública Seaga, viene realizando en los últimos meses estas tareas de acondicionamiento en las franjas de dominio público de vías autonómicas de las cuatro provincias para prevenir fuegos y reforzar la seguridad viaria.

En paralelo, la próxima semana también comenzarán nuevos trabajos en vías autonómicas del área de Ourense, Allariz, Celanova, O Carballiño, O Ribeiro; y de las zonas de la Baixa Limia, Verín, Caldelas, Trives, Valdeorras y Viana.

Estas intervenciones, también se iniciarán en la provincia de Lugo, en la autovía AG-64, entre Vilalba y Xermade. Además, seguirán las tareas en marcha en la vía de alta capacidad CG-2.2, en Lugo y en el Corgo; y en la carretera LU-862, entre O Vicedo y Viveiro.

En las carreteras de la provincia de A Coruña se iniciarán los trabajos de desbroce y limpieza en la carretera AC-432, en Vimianzo; continuando también los trabajos iniciados la pasada semana en la AC-546, a su paso por el municipio coruñés de A Baña. También se continúan las labores en la autovía Ferrol-Vilalba, la AG-64, a su paso por el municipio de las Pontes, y en la en la vía de alta capacidad GC-1.5, a su paso por el municipio de Noia.

Las tareas que se vienen realizando se centran en la retirada de especies pirófilas, aquellas que son más propensas a la propagación del fuego, con el fin de prevenir incendios forestales. También se acometen desbroces para completar el trabajo común de conservación de las carreteras y reducir progresivamente el uso de herbicidas, dando cumplimiento a un acuerdo parlamentario. Además, se realiza el acondicionamiento de zonas verdes y sendas peatonales, para que estén en condiciones idóneas.

Las intervenciones tienen como objetivos potenciar el efecto cortaincendios de las carreteras; aumentar la seguridad viaria, con una mayor visibilidad; y fomentar una movilidad más segura y sostenible mediante las sendas y zonas verdes para el tránsito peatonal.