Compartir

El presidente del Consorcio Casco Viejo de Vigo (CCVV) y delegado territorial de la Xunta, Ignacio López-Chaves, se desplazó ayer a la zona alta del barrio histórico para conocer de primera mano el avance de las obras que se están ejecutando en Ferrería 8.

La edificación, la sexta rehabilitada en esta calle por el CCVV, superando así la veintena de viviendas recuperadas, responde a la tipología más demandada por los interesados, según demostró la experiencia de los anteriores concursos convocados para la adjudicación de las sucesivas promociones.

Así lo refirió durante la visita el presidente de este organismo público, participado en un 90% por la Xunta de Galicia y en un 10% por el Ayuntamiento. Segundo indicó López-Chaves, los demandantes reclamaban mayor superficie de habitabilidad, puesto que en su mayoría «estamos hablando de familias con niños que precisan de espacios más adaptados a sus necesidades». Como ejemplo, señaló que desde la puesta en marcha del CCVV «se superan los 25 niños nacidos en este barrio».

En cuanto a las características, apuntó que el proyecto del estudio de los arquitectos Ramón Viéitez Rodríguez y Alberto Cebral Loureda recupera un edificio de tres plantas, con fachada a las calles Ferrería y Baixada á Herba. La distribución contempla en la planta semisótano un estudio, un aseo y un lavadero-tendedero, así como alguna de las equipaciones técnicas de la vivienda. En la planta baja, que da acceso a la vivienda, se sitúa la cocina, el salón y un baño; y ya en el primer piso se localizan los dos dormitorios y un segundo baño.

Desde uno de los dormitorios se accederá al balcón de la fachada a la calle Baixada á Herba, uno de los elementos para conservar de acuerdo con el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) Casco Viejo que regula la construcción en este ámbito. También se integra no proyecto una chimenea que recorre las tres alturas, como el único elemento interior que se conserva del edificio, cuya superficie útil total asciende a 120 metros cuadrados. La ejecución de este proyecto, que está a punto de finalizar, supone para organismo una inversión de 183.000 euros.

104 viviendas rehabilitadas

A lo largo de sus doce años de actividad el CCVV adquirió 14 inmuebles en la calle Ferrería lo que le permitió acometer siete proyectos de rehabilitación que derivaron en la construcción de 21 nuevas viviendas, todas ellas –excepto Ferrería 8- ocupadas o en la fase final de su adjudicación.

En el conjunto del barrio, el Consorcio Casco Viejo de Vigo lleva adquiridos 76 inmuebles, de los que 58 ya fueron rehabilitados y cuatro están en ejecución (Berbés 41, Ferrería 8, Cruz Verde 12 y Cruz Verde 8). Se rehabilitaron 104 viviendas, de las que 89 fueron vendidas y 10 están ocupadas en régimen de alquiler. También se rehabilitaron 32 locales comerciales, de los que se vendieron 6 y 12 están ocupados en régimen de alquiler, estando los 14 restantes en fase de concurso.