Más de 355.000 “abuelas y abuelos” de España se convierten en ejemplo de compromiso con el reciclaje

Compartir

Con el proyecto ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’, presente en 264 centros de cinco comunidades autónomas, se fomenta que nuestros mayores contribuyan en la necesaria labor de proteger el entorno a través de la separación de residuos.

El cuidado del medioambiente no entiende de edades. De hecho, en muchas ocasiones, nuestros mayores se afanan en transmitir a las generaciones más jóvenes su experiencia y compromiso con la protección del entorno con el fin de hacerles entender la importancia de preservar el planeta en el que vivimos. Un ejemplo de ello es Ana María de la Concepción, una riojana de 75 años usuaria del Centro Zona Sur de Logroño, que asegura que “empecé a reciclar hace diez años. Una de las cosas que más me repudian es ver que la gente tira la basura sin separar y sin llenar bien las bolsas”. Como ella, Francisco Pérez, un asturiano de 74 años, quien dice que “los mayores damos un buen ejemplo y además debemos ser el espejo en el que se miren los más jóvenes. Entre todos intentaremos llevar hasta el máximo el reciclaje”.

Ana María y Francisco son participantes de ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’, una iniciativa desarrollada por Ecoembes que, desde 2017, lleva trabajando para que los mayores se conviertan en embajadores del reciclaje y del consumo responsable y puedan trasmitir sus conocimientos a las siguientes generaciones. A día de hoy, este proyecto ya está presenta en cerca de 300 centros de mayores, centros de día, centros sociales y apartamentos de Aragón, La Rioja, Cantabria, Extremadura y Asturias y ha conseguido llegar a más de 355.800 mayores.

Así, para implicar a los “abuelos y abuelas” en esta tarea, se llevan a cabo distintas actividades lúdicas y terapéuticas, tales como juegos y manualidades, en los que también participan sus nietos y nietas y escolares de colegio. Además, Ecoembes proporciona a los centros participantes papeleras amarillas y azules para poder realizar una separación adecuada -ya se han entregado 1.860-, así como cartelería, vinilos y otros elementos para colocar en los diferentes espacios del centro, consiguiendo que su implicación sea la máxima posible.

Con respecto a ‘Terceros en edad, primeros en reciclar’, Lorena Olivera, exjefa de la Sección de Envejecimiento Activo en el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), comenta que “nuestros mayores llevan en la sangre el campo y la relación del pueblo con los entornos. Por eso tienen una gran conciencia con el medioambiente. Es necesario fomentar esa cultura del reciclaje que ya tienen por haber vivido toda su vida con una economía de subsistencia y carestía”. En ello coincide Rosaura Rodríguez, directora del Centro General Dávila de Cantabria, quien asegura que “los mayores han conocido otro medioambiente, saben que es importante cuidarlo, lo que les convierte en los mejores embajadores para el resto de las generaciones”.

Por su parte, Begoña de Benito, directora de Relaciones Externas y RSC de Ecoembes, afirma que “La cultura del reciclaje y el medio ambiente es una cultura inclusiva. Por eso, desde Ecoembes nos hemos querido acercar de una manera integradora, atendiendo particularmente a las necesidades de los mayores, y diseñando actividades muy enfocadas hacia el envejecimiento activo, la participación y, sobre todo, la conversación intergeneracional desde una actividad tan sencilla como es el reciclaje”.