Ser un Ayuntamiento Emprendedor significará ser «un reclamo para o investimento»

Así lo señaló el conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, esta mañana en Vigo

455
0
Compartir

El conselleiro de Economía, Empleo e Industria, Francisco Conde, mantuvo hoy en Vigo una reunión con los alcaldes del área metropolitana para explicarles el contenido de la nueva Ley de implantación empresarial, ya que serán los propios ayuntamientos los que contribuyan a ampliar el alcance de las medidas que recoge la normativa. Para eso, tendrán que adherirse al convenio firmado entre la Xunta y la Federación Gallega de Municipios y Provincias (Fegamp) para convertirse en Ayuntamiento Emprendedor, que será, en palabras de Conde, una doble apuesta por el empleo y el crecimiento económico de Galicia.

El titular de Economía apuntó que con el nuevo texto legal en Galicia será más fácil desarrollar un proyecto empresarial, tanto para las empresas que quieran expandirse en la Comunidad como para el capital foráneo que opta por invertir en el tejido productivo gallego.

La Ley ofrecerá para eso más simplificación administrativa, eliminando trabas burocráticas, más facilidades para acceder a suelo industrial y más incentivos fiscales. Los Ayuntamientos Emprendedores serán los que ofrezcan a las empresas licencias de obra expedidas en 30 días desde que se disponga de todos los informes; suelo industrial municipal de manera bonificada o mediante alquiler; y bonificaciones de hasta el 95% en el IBI, el IAE y en el ICIO que están vinculadas a la creación de empleo.

Estos municipios, a cambio, tendrán el próximo año preferencia en ayudas de la Xunta destinadas al fomento del empleo, la industria, el comercio y el emprendimiento. Por lo tanto, ser un Ayuntamiento Emprendedor significará ser “un reclamo para la inversión”.

Conde señaló, por último, que gracias a la colaboración con la Fegamp la Ley también ayudará a armonizar la fiscalidad empresarial en Galicia y permitirá el desarrollo sostenible de sectores tradicionales como el minero o el forestal.