Continúa la limpieza en las márgenes de carreteras autonómicas en las provincias de A Coruña, de Pontevedra y de Ourense y comienza nuevos trabajos en la de Lugo

Compartir

La Xunta continúa los trabajos de desbroce y limpieza en las márgenes de carreteras autonómicas de las provincias de A Coruña, de Pontevedra y de Ourense y comienza nuevas tareas en la provincia de Lugo.

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad renovó el encargo a la empresa pública Seaga para la realización de tareas de control de la biomasa en las márgenes de las carreteras autonómicas de las cuatro provincias, de cara a la prevención de incendios y el refuerzo de la seguridad viaria, a la que destina una inversión de cerca de 1,5 millones de euros.

En el marco de estas actuaciones, este lunes continuarán los trabajos en la vía de altas prestaciones Brión-Noia, en la carretera OU-801, entre Ribadavia y Ponte Barxas, y en la PO-308, en Sanxenxo.

Además comenzarán nuevas tareas de mantenimiento en las márgenes de la vía de altas prestaciones CG.2.1, en Monforte de Lemos.

El conjunto de trabajos realizados en el marco de este contrato, renovado con la empresa pública Seaga para los próximos 12 meses, completan los que se vienen realizando a lo largo del año por el servicios comunes de conservación de carreteras de la Xunta. Así, se impulsa el desbroce de vegetación de dominio público de las carreteras autonómicas y el apoyo a las labores de conservación de zonas verdes en sendas peatonales y glorietas.

Estas actuaciones contribuyen a la prevención de los fuegos, al eliminar especies pirófilas como el pino, el eucalipto o la acacia en las márgenes de las vías de titularidad de la Xunta. Se da así cumplimiento a la Ley 3/2007, de 9 de abril, de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia recoge el objetivo de la rotura de la continuidad horizontal y vertical de la biomasa, de modo que las carreteras actúen con efecto “cortalumes”.

El control de la vegetación también supone la mejora de la seguridad viaria. Los trabajos proyectados eliminarán árboles que podrían caer a la calzada en caso de temporal y evitarán que invadan los arcenes o aceras, facilitando el tránsito de peones y ciclistas. Además, sirve para aumentar la visibilidad de los usuarios y consigue el efecto de alejar de la carretera animales como jabalís o corzos.

Este contrato también posibilitará dar cumplimiento al acuerdo del Pleno del Parlamento de Galicia de 25 de septiembre de 2019, por lo que se insta a las administraciones públicas a impulsar una reducción progresiva del uso de herbicidas en las márgenes de las carreteras.

El departamento que dirige Ethel Vázquez intensificó en los últimos años las acciones de prevención de fuegos en las márgenes de las carreteras autonómicas, añadiendo a los medios de su conservación común un refuerzo con encargos a la empresa pública Seaga. Con este nuevo encargo, desde el año 2018 se llevan invertidos 6,8 M€ en las actuaciones de control de la biomasa en las márgenes de las carreteras autonómicas.